fondo

Presentación

Mi nombre es Nelly Miriam Nieto Anastacio,maestra de jardín de niños, Licenciada en Educación Preescolar, con estudios en Enfermería y Obstetricia, Diplomado en Educación Sexual en Afluentes, Diplomado en la Enseñanza Efectiva de las Matemáticas en el Tecnológico de Monterrey y una apasionada del uso de las nuevas tecnologías en el proceso enseñanza-aprendizaje. Madre de dos increíbles niños, que han sido y seguirán siendo mis mejores maestros,  no sólo en el ámbito educativo sino en la vida.

martes, 28 de mayo de 2013

Consuelo la pequeña Consognato

Hola, les traigo una obra de teatro que hice para el festejar el día del niño. La representamos en el jardín de niños en el cual laboro; a los niños les encanto. Espero que la puedan presentar y no se te olvide dar tu opinión.

Nota: en la semana les dejo las pistas y las mascaras.    

Consuelo la pequeña Consognato.



Pista 1 Con música de fondo entra Consuelo, bailando, girando y brincando.
 Narrador-Esta es la historia de un pequeño dinosaurio de tipo consognato, llamada Consuelo. Es un dinosaurio muy pequeño casi del tamaño de una gallina grande, pero tiene una cola muy larga que mide casi un metro.
Este pequeño animal vivía en el bosque de helechos que le servían para esconderse y escapar de los posibles depredadores. Más abajo del bosque había un valle que es un lugar con espacios abiertos donde vivían dinosaurios gigantescos. El valle es un lugar muy bonito, pero peligroso para un animal tan pequeño como nuestra pequeña Consuelo.
Consuelo es bonita, elegante, divertida y traviesa, adora pasear por el bosque, curiosear y descubrir nuevas cosas;  vive con su madre quien cuida de ella aunque a veces es severa con Consuelo.
La mamá de Consuelo le tenía prohibido salir del bosque y entrar al valle, por el peligro que acechaba entre esos grandes pastizales, rodeados de montañas y ríos. Un día mamá consognato estaba arreglando su habitación, mientras Consuelo jugaba con los juguetes que sacaba, entonces, los ojos de Consuelo se posaron firmemente en una hermosa muñeca hecha de ámbar color amarillo como el sol.  Inmediatamente la quiso tomar, pero su madre  se la retiro de las manos y le dijo que era muy frágil y que no debía jugar con ella porque era un recuerdo de su infancia que va pasando de generación en generación.
Consuelo acepto no muy convencida, pero mamá consognato ya había guardado la muñeca para cuando nuestra buena amiga  quiso decir algo.
Durante días, paso pensando en aquella bella muñeca de su mamá, entraba al cuarto a observar, su bello color amarillo, imaginaba tocar otra vez lo suave y liso de su cara y su cabello.
Y entonces, un día Consuelo entro al cuarto de su mamá como solía hacerlo al atardecer y… tomó la muñeca y se puso a jugar con ella, le gustaba ver como los rayos del sol  le reflejaban.
Consuelo – Voy a tener mucho cuidado para jugar con la muñeca y mamá no se dará cuenta. Hola pequeña muñeca yo me llamo Consuelo y tú te llamarás Ámbar; que quieres comer Ámbar un poco de pastel de orugas. No te gusta el pastel de orugas si es muy rico pruébalo.
Narrador.-Mientras le daba una cucharada… la muñeca Ámbar cayó al suelo
Consuelo- ¡hay noo, espero que no  se haya roto¡
Con una cara de susto se acercó la movió y dijo: ¡ay si se rompió!
Consuelo se puso  llorar desconsolada, se encontraba muy afligida por lo que le había ocurrido a la muñeca.
A lo lejos se escuchó la voz de Mamá dinosaurio - ¿Consuelo dónde estás? ven a comer.  
 Consuelo aún sin saber que hacer tomo la muñeca muy asustada y se fue corriendo rápidamente, tan rápido como sus patas le permitieron.
Consuelo-
·         Sí mamá la ve se va a enojar mucho, pero mucho.  Ella me dijo que no jugara con la muñeca.
·         Sí la intento reparar mamá se va a dar cuenta. 
·         Sí la escondo va a saber que fui yo.
·         Y no tengo a quien echarle la culpa.
Entonces, Consuelo tomo la decisión de irse de su casa, para que mamá consognato no se enojará con ella, quien sabe que pasaría, comenzó a pensar que seguramente no la querría después de lo que hizo  y daba igual irse ahora que después.
Consuelo- En el valle nadie me buscara.
Cuando llega al valle se encuentra un lugar hermoso, extenso lleno de vegetación y muchas flores. Se acerca a oler las flores… en eso pasa una manada de sauropodos gigantes (que son reptiles que caminan en cuatro patas, tienen un cuello muy largo  y son tan grandes como un edificio)  y tuvo que moverse rápido para que no la pisarán.
“Alentar al público para decirle a Consuelo corre, corre, para que no te pisen.” Pista 2
Consuelo corrió y corrió hacia el sentido contrario de donde estaba su casa. Se hizo de noche y Consuelo se perdió. Al amanecer se le ocurrió una idea, irse a vivir con algún habitante del valle, debía tener una casa, tenía hambre y había pasado frío.
Al mirar a su alrededor vio a un estegosaurio llamado Esteban.
Consuelo- Hola, señor dinosaurio.
Esteban el estegosaurio- Hola pequeña niña dinosaurio. ¿Cómo te llamas?
Consuelo y usted
Esteban el estegosaurio- Esteban ¿Qué haces por estos lugares tu sola? Es muy peligroso
- No tengo casa y me preguntaba … ¿puedo vivir contigo?
Esteban el estegosaurio- En verdad quisiera llevarte, pero no puedo,  yo tengo grandes espinas en la espalda y cola, te podría hacer daño sin querer.
Consuelo se fue triste y al poco rato vio a un dinosaurio volador llamado Quetzalcóatl, que se había posado un momento en el pastizal. Pero se le ocurrió una idea, esta vez sería más rápida en preguntar para que tuviera nuestro amigo Quetzalcoatl menos oportunidad de decirle que no. Y se acerco…
Consuelo- Hola, soy Consuelo, puedo vivir contigo yo no tengo casa, como muy poquito y ocupo poco espacio.
Quetzalcóatl- Lo lamento, pero yo vivo en lo alto de la montaña y llego ahí volando, podrías caerte al tratar de subir, necesitas alas como las mías.
Consuelo se fue triste y camino y camino hasta que se encontró un dinosaurio que solo asomaba su cabeza entre las ramas; llamado  Bart el Plesiosauro.
Consuelo- ¿Puedo vivir contigo?
Bart el Plesiosauro - Mira estoy sobre un lago yo vivo en el agua y tú en la tierra, tendrías que aprender a nadar sino te ahogarías. Lo siento mucho pero no puedes vivir conmigo.
 Consuelo camino y camino hasta que encontró un dinosaurio con las manos pequeñas pero con unos dientes muy largos, llamado Rex el T rex.
Consuelo- ¿Puedo vivir contigo?
Rex el T rex- No puedes vivir conmigo. Como animales más pequeños que yo; y ahora que lo mencionas… es la hora de comer.
Consuelo corrió y corrió pero el T rex, iba muy cerca de ella.
“Alentar al público para que le digan: corre, corre, Consuelo que te comen”    Pista 3 
“Corre T rex y Consuelo entre el público”
“Salen los dinosaurios que conoció Consuelo y la protegen del T rex”
“T rex se va muy enojado porque no se pudo comer a Consuelo”
“Se le acercan los dinosaurios a Consuelo.”
Esteban el estegosaurio- Este no es lugar para un dinosaurio tan pequeño como tú. Regresa a casa, tu mamá debe estar muy preocupada.
Consuelo- Rompí una muñeca de  mamá y ahora no puedo regresar con ella porque se va a enojar.
Bart el Plesiosauro - Yo te aseguro que tu mamá está más preocupada por ti que por la muñeca.
“Todos asienten con la cabeza.”
“Entra mamá dinosaurio”
Mamá dinosaurio- Donde habías estado, como me he preocupado por ti.
“Mamá y Consuelo se ponen a llorar”
Consuelo- Lo siento mamá rompí la muñeca.
Mamá dinosaurio- Eso no importa, la guardaba para ti cuando crecieras. La muñeca siempre ha sido tuya. La reparamos y listo. Cuanto te extrañé. No vuelvas a escapar. Yo te quiero más que nada en todo el mundo.

Moraleja: Hay veces que los problemas se ven muy grandes, pero con el amor y el acompañamiento de tus padres todo se puede resolver.
Epilogo: Consuelo ahora le cuenta todo a mamá y no ha vuelto a escapar. La visitan sus amigos a Consuelo en su casa y T rex se fue del valle.

No hay comentarios :

Publicar un comentario